miércoles, 13 de agosto de 2014

Crítica categorías

Los antiguos romanos disfrutaban al ver cómo los leones
montaban a prostitutas en el coliseo. Que no te sorprenda
un mísero pelo lo que leerás a continuación.
Uno encuentra la inspiración para escribir cuando menos se lo espera. Intuiréis cuándo la he encontrado yo cuando leáis el título de la crítica de hoy, que no es otra que: ¡Categorías del porno!

A lo largo de mi vida y como hombre de a pie que estoy hecho, he visto bastante porno, y sé que hay fetiches de todos los tipos en esta vida. Las páginas porno para poder ofrecer una organizada selección de vídeos analizan los fetiches de la gente y crean categorías de ello. Así salieron por ejemplo las MILFs o las pelirrojas. Pero la búsqueda de la satisfacción sexual de muchos alcanza a veces límites insospechados, y nos dejan grandes categorías pornográficas como las que comentaré a continuación (aunque a veces parezca sorprendente, todas son reales (y si me lo pedís por el facebook os paso las páginas, guarrill@s)):


Abuelas: ¿MILFs? Esos es de novatos. Parece ser que hay un colectivo que no sabría elegir entre la mansión Playboy y una guagua del imserso ¿Quién dijo que las octogenarias no podían ser sexys, eh? Las arrugas parece que son modelo de belleza y sensualidad para los que les gusta ver abuelas dándolo todo con actores porno que podrían ser sus nietos. ¿Tendrán estereotipos de abuelas dentro de esta categoría? Abuelas tejiendo una bufanda o haciendo algún guiso mientras practican sexo. Yo me las imagino así, aunque sinceramente, prefiero no imaginar nada que mezcle sexo con abuelas...

Argentino: Suficientemente chulos como para crear su propia categoría porno, oye. Me imagino que para dar constancia de que son argentinos reales los que aparecen en los vídeos se pasarán todo el rato hablando mientras están follando. Pero claro ¿qué cosas digo? ¿Cómo iba a permanecer callado un argentino bajo cualquier circunstancia? (Es humor racista del bueno, no pasa nada).

Pene pequeño: ¿Por qué? Me intriga mucho, pero mucho muchísimo, el saber por qué existe una categoría porno dedicada a los penes pequeños. ¿Hay alguna persona que se sienta atraída por los penes de poco tamaño? Puede ser que esté relacionado por el gusto de las cosas monas. En el sentido de "Uy ¡qué pene tan pequeñito y mono!". No sé, no le veo mucho sentido.

Gordo/Gorda: No se trata de que aparezcan gordos o gordas, sino exclusivamente gordos con gordas. En esta marea de voluminosos cuerpos entrechocando y formando violentas ondulaciones los unos con los otros, se puede apreciar el uso de cámaras panorámicas para poder captar la escena como a los buenos amantes del pornos de gordos y gordas les gusta.

Lactante: Los pañales están caros, o la afición al porno no la quita ningún hijo por muy guapo que te salga. Así se crea el género de las lactantes. Mujeres que chorrean por varias partes del cuerpo al mismo tiempo. Revive tu infancia follando.

Sexo con máquinas: Porque darle manualmente al consolador estaba ya muy visto, llega sexo con máquinas. Para que no te canses masturbándote. Lo que no tengo yo muy claro es si es buena idea mezclar electricidad y fluidos sexuales. Pero bueno, la cuestión es que los terminator del futuro también tendrán derecho a ver porno, y ya lo tienen a su disposición.

Mega tetas: La categoría porno de tetas grandes, tras digievolucionar a súper tetas, ha adoptado su forma final.

¡Alienígena!: No he podido evitar usar las exclamaciones puesto que esto me ha llamado la atención demasiado. Porno con alienígenas, señoras y señores. Me he metido a indagar, puesto que no quería parecer desinformado al hablar, y hay de todo. Desde recreaciones por ordenador hasta señores disfrazados de alienígenas al estilo de las antiguas tortugas ninja.

Vampiro/vampira: La industria del porno no se salva de la moda de los vampiros. Parece ser que Crepúsculo ha dejado una gran cantidad de fans insatisfechos porque el vampiro nunca llegó a trajinarse a la amiga protagonista. Nota: Nótese que he puesto vampira en vez de vampiresa porque lo ponía en la página tal cual, y quise transmitir la información con el mayor rigor posible.

Ascensor: ¿Quién no se ha subido en un ascensor y se ha puesto cachond@ con ese espejo, ese complejo sistema de poleas y ese botón para llamar a emergencias que nunca funciona por si se queda parado? ¡Ya puedes dejar de restregarte contra la puerta, o de intentar meter el pene por el agujerito entre el ascensor y el rellano porque ya hay una categoría porno para ti!

Y por último, y no menos importante por ello: ¡Bicicletas!: ¿Fan de la vuelta ciclista? ¿Te la ponía dura Indurain? Pues en esta categoría hay porno montado en bicicletas (los dos ¿eh? Con unas posiciones inverosímiles), consoladores a modo de sillín, o ya más light, follando con la indumentaria de ciclista puesta.

Voy a dejar el resto de categorías que tengo en la chistera para una entrada futura. Espero que os lo hayáis pasado bien leyendo cuán depravada puede llegar a ser la gente. ¡Chao!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada