viernes, 3 de junio de 2011

Crítica gama de cereales Flakes

Bien conocida es la buena fama, al igual que su sabor, de los cereales-galleta Flakes (polivalencia muy discutida, a partir de ahora los denominaremos como cereales para mayor comodidad), aunque no todo el mundo ha tenido el privilegio de probar toda la gama de cereales completa. A estos pobres desamparados, les ofrezco mi guía e iluminación en este post, en el que relataré mi opinión sobre los diferentes tipos de cereales Flakes que nuestros amigos de cuétara han lanzado al mercado. Espero que lo disfruten, ¡casi tanto como yo he disfrutado recogiendo datos para poder escribirlo!

1º Flakes

Los primeros cereales lanzados de esta gama son los llámados simplemente "Flakes", de ahí que use el mismo término para referirme a los distintos derivados del mismo. A la hora de clasificar los Flakes (a partir de ahora me referiré así al producto específico y no a la gama completa de cereales) surge un pequeño inconveniente que para el gourmet de cereales inexperto, puede pasar inadvertido. Se trata de que los Flakes no poseen chocolate alguno (al contrario que el resto de sus compañeros), sin embargo se basan en una galleta de finas capas, que en su interior alberga unos pequeños cerealos de trigo azucarados, parecidos a los frosties, si no iguales. Esta ausencia de chocolateado elemento provoca que tengamos que actuar en consecuencia, derivando a los Flakes a la clasificación de cereales no chocolateados, quedando excluidos de competir con el resto de la gama y comparándolo únicamente con el resto de cereales no chocolateados.

Una vez aclarado el tema, he de decir que los Flakes no gozan de un exquisito sabor palpable simplemente con meterse uno en la boca. La primera vez que degusté un Flake recuerdo que quedé ligeramente decepcionado con su sabor (puesto que había probado previamente los ChokoFlakes de los que hablaremos en el siguiente párrafo), pero claro, no digo en ningún momento que los Flakes sean unos malos cereales amigos, simplemente no había entrado en juego el factor que explotaría todo el potencial del Flake, sí amigos del gluten, entra en juego ahora el mejor amigo del cereal, la leche.

Gracias a Dios, antes de desechar la idea de aficionarme a los Flakes decidí porbarlos con leche para darles una segunda oportunidad. Ahora mismo soy de la opinión que los Flakes son los mejores cereales que se pueden mojar en leche de su liga. Los Flakes son un diamante en bruto que necesitan de la leche para exprimir todo su sabor escondido. Gracias a ello los Flakes adquieren un enviable 9 sobre 10 en la escala.

2º ChocoFlakes


Los ChocoFlakes si entran ya a jugar en la liga de los mayores. Los ChocoFlakes son presentados con nuestro mismo monstruo y amigo llamado "Benito", en una caja bastante parecida a la de su predecesor, intentando provocar que los consumidores antiguos de Flakes relacionen su nuevo producto con el anterior, y así conseguir que el producto tenga suficiente arranque para engachar al cliente, buen plan de marketing y punto positivo para el equipo de Cuetara, pero estos temas dejémoslos a parte y juzguemos directamente lo que nos interesa.

El ChocoFlake se mantiene fiel a la galleta del Flake anteriormente descrita, pero produce un revolucionario cambio que provocará un antes y un después en esta gama de cereales, en vez de poseer cereales de trigo azucarado en su interior posee ligeras bolitas de chocolate. Este innovador y arriesgado cambio provoca cierta incertidumbre a la hora de probar el ChocoFlake por primera vez, pero yo fui de los que le dio esa aportunidad y uno de los muchos que no se arrepentieron.

El ChocoFlake desencaja del resto porque es el único que si comes muchos acabas con la boca llena de yagas. La textura del ChocoFlake es bastante dura y al poseer chocolate en su interior se te queda apastelado en la boca, quedándole a uno el típico bolo alimenticio entre los dientes, punto negativo para el ChocoFlake, pero que conste, es su único punto flaco. El sabor del ChocoFlake vale con creces el sacrificio de tener que ir al dentista el día de mañana, las bolitas de chocolate en su interior provocan que el consumidor no se contente tan solo con uno, además si el inconveniente de derruirte el paladar te parece demasiado, pruébalos con leche que dispararán su sabor y evitarás tener que levantarte temprano para pedir cita a tu médico. Un muy bien conseguido 8 sobre 10, juzgando dentro ya de la liga de cereales chocolateados.

3º ChocoLokoFlakes

El equipo de Cuétara se enfrenta aquí a un duro reto, mejorar su producto predecesor, el ChocoFlake. Esta ardua tarea, al igual que muchos de los misterios de la vida, obtiene su solución con la respuesta más simple. "¿Qué podemos hacer para mejorar un cereal con chocolate? Pues echarle más chocolate" con esta simple pero desiciva acción,y con un nombre que enfatiza el estilo radical que han tenido sus antepasados cereales, el equipo de científicos de innovación de Cuétara, nos hace llegar a nuestros hogares los ChocoLokoFlakes.

La idea del ChocoLokoFlake es simple; chocolate, galleta y más chocolate. Entre un sandwich de abundante chocolate, se haya aún imperturbable, la receta de la galleta original. El baño de chocolate que posee no tiene nada que envidiar al de otros cereales, y al notar el diferente tono con el chocolate interior... es una degustación que no tiene precio.

Paradojicamente y cambiando con la carrera que llevavan la gama de Flakes, estos son los únicos que los recomiendo tomar sin leche. Esto es debido, a que el baño de chocolate exterior se haya al descubierto e indefenso contra los mecanismos de acción y reacción que la leche provoca en el mismo, y podemos arriesgarnos a perder un porcentaje de la capa chocolateada, disfrutando así de una menor cantidad de chocolate previo, algo que sin duda queremos evitar.

9 sobre 10 en la escala Richter.

4º Flakes Nocilla

Un amigo me comentó una vez, mientras comíamos unos ChocoFlakes, que creía saber cual sería el siguiente paso en la línea de cereales, apostaba que sería algo así como ChocoLokoWhiteFlakes, y que serían como el ChocoLokoFlake pero con una mezcla de chocolate blanco y chocolate negro. Yo sinceramente acabé convencidísimo de lo que me contaba mi amigo y pensé que así sería, hasta que vi los Flakes Nocilla.

He de decir que los Flakes Nocilla los vi apartados en un supermercado de pueblo por primera y única vez, decidí comprarlos inmediatamente pero me algo me subió por la faringe, obstruyéndome las vías respiratorias y dejándome sin aliento "¿casi 4 euros por un paquete de cereales que encima ofrece menor cantidad que los antiguos ChocoLocoFlakes? ¡Señor me vuelvo a los clásicos que nunca defraudan!", pero pensé "¡Un día es un día!" y me los llevé para casa. Ya que me había gastado un dineral en los cereales decidí sacarles el mayor partido posible a su sabor y esperé a que estuviera fumadísimo para comérmelos (esa misma noche, no me andé con contemplaciones). Una vez en situación probé el primer Flake Nocilla a palo seco. Siendo absolutamente sincero, pensé que había tirado el dinero; "Esto es peor que los cereales rellenos de chocolate del mercadona, (en verdad estos son unos grandes cereales) pero mucho más caro". La nocilla apenas se notaba, se trataba de un sabor fugaz que había que estar buscando con la lengua para poder degustar un poco de la aparentemente excasa crema de avellanas. ¡Encima la galleta se había minimizado! "La gota que colmó el vaso" pensé. Se abandonó el antiguo modelo apostando por uno más pequeño y de más consistencia. Un duro golpe para mi autoestima, y otro duro golpe para mi cartera, un triste 5 sobre 10, después de que sus compañeros alcanzaran tan altos puestos en el podio, esto era como llevar a una coja a un campeonato de gimnasio rítmica ruso.

PERO, fui un comprador inteligente en el supermercado, al coger los Flakes nocilla fui directo a por un cartón de leche, acto previsor que agradecería posteriormente. No gozaba de vaso en mi cuarto mientras comía, y de todas maneras estaba demasiado colocado para estar sirviéndome, o sea que me tomé un poco de leche y seguidamente un cereal, mezclándolos como pude en mi boca. Duras críticas recibieron por mi parte los Flakes Nocilla, pero grandes alabanzas lanzé después de haberlos probado con leche. El sabor de la nocilla y la textura de la galleta habían aumentado su calidad ¡considerablemente!, impresionante lo que puede provocar la mezcla de cereales con leche que ahora les asigno un 9 sobre 10, siendo su único punto malo su elevado coste, pero si los veo en otro supermercado 1 euro más baratos, ni me lo pienso 2 veces antes de otorgarles la máxima calificación.

Aplaudo a los creadores de tan maravillosos productos, y habiendo leido esto, ya solo se le puede pasar una pregunta por la cabeza del lector "WTF?" (What The Flake?)

4 comentarios:

  1. Los probé hace como 5 años. Son deliciosos (adictivamente deliciosos, ojalá supiera donde encontrarlos ahora. Vivo en Oaxaca, México y los vendían sólo en una cadena de tiendas llamadas "das"...que ya no existe...Quiero unos!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. la primera persona que me comenta en el blog sin ser amigo mío! y es de México! jajaja Hay que ver lo grande que es internet.

      Pues como puedes haber leído, comparto tu opinión sobre los flakes. No sé qué haría yo si dejaran de venderlos, te compadezco un poco la verdad xD

      Eliminar
  2. Eres muy friki, espero que estuvieras morada con mucho hambre cuando decidiste el tema de tu 'tesis' o tu hobbie (esperemos).
    Pero yo también soy de los Flakes, no los he vuelto a encontrar y ahora soy celiaco... ¿Karma no?

    ResponderEliminar
  3. Yo estuve muy viciao a esos "cereales"durante mucho tiempo. Son un alimento de dioses.Pero en contacto con la leche se deshacen y se hacen cisco,dejandote sin desayuno.Recomiendo comerlos en seco.

    ResponderEliminar