lunes, 17 de diciembre de 2012

Crítica: Está de moda ser culto

 (¿No os despista leer con el humo del mono moviéndose en vuestro campo de visión? No me gusta eso, pero está tan guapo el mono... y es tan conveniente para el escrito...)

Te lo digo directamente, sin metáforas ni rodeos. Al igual que antes la gente se vestía con pantalones de campana, camisas de flores, se montaban en sus volkswagen y se liaban a fumar porros (aunque esto último ha existido de toda la vida de Dios), ahora si tienes gafas, pones en tu tablón de facebook que te gustan los cuadros de Dalí y subes fotos retocadas en el photoshop y sacadas con tu reflex de quinientos pavos en modo automático, tienes que ser muy tonto para no pillar cacho con alguna otra ignorante de tu estilo. Pero bueno, yo siempre he dicho que a mi la vida de los demás, mientras no te dediques a matar o a violar peña por ahí, me la reflanflinfla. Me da igual que te regocijes en tu mediocridad y te sientas importante contando los me gusta de las fotos que compartes. Pero como persona humana que soy, me gusta reírme, y como español que soy, me gusta criticar al vecino, y tú me lo pones muy fácil, amigo.

 No puede uno estar tranquilo en el ordenador (porque uno de los grandes culpables de todo esto es la facilidad de internet, que ya lo dije en su momento) sin recibir trescientos comentarios tipo "Escucha mi nuevo tema que te va a gustar ;)". Así, con un guiño en plan soy tu colega de toda la vida pero hago como que no te conozco cuando me cruzo contigo en esa aburrida vida real, o "He actualizado mi galería de fotos, échale un vistazo a ver si te gustan". Amig@, cuando te publiquen tus fotos, escritos, poemas o canciones en alguna parte, habrán pasado el filtro de selección que poseo para poder prestarles un minuto de mi para nada ajetreada vida.

Y no se crean que huyendo del mundo virtual están a salvo, no señor. Hay muchos de estos especímenes en nuestra sociedad. No sólo operan en facebook, tuenti, twitter, google+, Myspace, tumblr, flickr, blogspot, instagram, Hi5 y demás secuestradores de vida que la red de redes posee, también incluyo al cani que pone la música a tope cuando pasa con su renault 4 tuneado por el barrio, ahí, que la gente vea que te has comprado el último disco de Héctor y Tito, o al que pone el volumen de su equipo a tope y abre puertas y ventanas para que todo el vecindario pueda disfrutar de un poco de bacalao a las diez de la mañana (evidentemente una hora de dormir). La cuestión es la misma. Difundir los gustos personales a todo quisqui. Mira lo que escucho, qué bueno es y qué buen criterio tengo. Pues eso es lo primero que te falta, amig@, criterio.

Porque lo primero que haces es vomitar. Le vomitas tus "obras de arte" a todos tus conocidos esperando que, entre que tienes dos mil cíber amigos y escupes setecientos trabajos al mes, alguno habrá que haga el epopéyico esfuerzo de dedicarte un "me gusta". Pues no, amigo. Esto no es una cuestión de probabilidad, o no debería serlo. Porque seguro que entre tu "círculo" de "amistades" encontrarás algún otro cateto que no le choquen las neuronas lo suficiente como para discernir entre tus dibujos de naruto y La persistencia de la memoria, y te diga algo como "Me encantan tus cuadros, sigue así y llegarás a ser un gran artista algún día", por supuesto, la ignoracia confunde excelencia con mediocridad.

Pero bueno, es fácil ser un artista en internet, por eso hay tantos. La red te pone los medios y materiales que necesitas, y a la vez te evita estar presente para recibir los tomatazos. Aunque, bueno, quizá me equivoque. Quizás no haya tanta gente con falta de vergüenza y autocrítica por ahí. Puede que lo hagan... simplemente para molestar, para joder. Hay mucha calaña de ese estilo en este país. Sin embargo, yo soy de esos ilusos que piensan bien sobre la voluntad ajena. Aplico normalmente la navaja de Hanlon, que dice "Nunca atribuyas a la maldad lo que puede ser explicado por la estupidez". Y estupidez no nos falta...

martes, 11 de diciembre de 2012

Quizá nunca leas esto. Igualmente te lo dedico.

Últimamente me acuesto muy tarde. Es por culpa de que salgo mucho de fiesta y me encanta dormir hasta las cuatro de la tarde si hace falta (ahí, fusionando el dormir con la siesta). Ese placer de estar en la cama sintiendo como el calor te arropa y no hacer nada con tu vida, es lo mejor que hay en el mundo, y si encima te has saltado dos o tres clases, ni te cuento. Pues cuando uno se queda despierto hasta las cuatro, cinco o seis de la mañana, pues tiene que buscar algo en lo que ocupar su tiempo "libre", y la verdad que no sé si es por la nostalgia o lo taciturno que me pone la noche estrellada, que me da por mirar fotos.

Veo fotos de muchos tipos. Básicamente, porque me encanta huronear, como la vecina chismosa del segundo que se asoma por la mirilla el busca del último cotilleo de la pareja de en frente, y la verdad que con el facebook lo hace maravillosamente fácil, tan fácil, que a veces tengo una sensación de saturación sentimental que ya no sé si sentirme bien, mal, melancólico, alegre o yo qué coño sé.

Al contrario que muchos jóvenes a reventar de hormonas (y otros no tan jóvenes), no suelo buscar fotos de mujeres que toman por estudio fotográfico el baño de su casa y adoptan posturas de películas porno, apoyadas contra la pared con el culo en pompa, en plan "Éste es mi culo, sí. Y con esta foto dejo claro que es menos privado de lo que te piensas". Realmente me van más las fotos que ofrecen expresiones y mensajes. La foto de una sonrisa en la playa, de un paseo por un puente o haciendo el idiota con los amigos.

Pero últimamente suelo acabar siempre en el mismo sitio, fisgoneando siempre el mismo facebook. Uno cuyas fotos me encanta. Porque rebosa tanta alegría que sale de la pantalla, te escupe en la cara y acabas pensando "Si la mitad de la gente fuera la mitad de feliz que esa mujer, este jodido mundo sería un lugar mejor". Me parece tan inocentemente feliz, que me motiva a levantarme de la cama a las seis de la mañana, teniendo clase dentro de cuatro espeluznantes horas, a encontrar un poco de inspiración y escribir.

Espero que ningún problema, ni ninguna mal nacido te robe nunca la felicidad que tan naturalmente sabes contagiar.

jueves, 6 de diciembre de 2012

Crítica: Una señal contradictoria

Pues resulta que un día, sin quererlo ni beberlo, te sorprendes a ti mismo teniendo una charla con Sara, Lola, Angustias, Rigoberta o como demonios se llame la chica que te gusta de tu clase. Tú le cuentas algún chiste que le saca la risa, y ella sorprendetemente no te habla de como su ex-novio se la metía sin vaselina, todo lo contrario, comparte contigo buenas anecdotas de algún viaje e historias locas de borrachera. Vamos, que estás hablando con ella a gusto, tan a gusto que empiezas a ser optimista y mientras disimulas como le miras las tetas piensas "Coño, pues quizá acabe follando y todo".

Todo va bien, hasta que sucede un evento que te deja patidifuso. Tú acabas de soltarle un comentario gracioso y ella mientras con una mano se tapa la cara de la risa, con la otra te propina un puñetazo en el hombro que ríete tú de las hostias que se dan los de Smack Down, y continúa riéndose como si no hubiera pasado nada. ¿Y qué haces tú ante tan fortuito evento? ¿Te enfadas? ¡Error! Porque si te enfadas luego quedas tú como un antipático. Sí, querido lector, esas son las contradicciones que rigen nuestra sociedad. Si te enfadas después de que te pegue una hostia alguien que se está riendo, el malo eres tú. Porque claro, que te peguen es una cosa super divertida y super graciosa, los boxeadores gozan de una salud exquisita gracias a la risoterapia que su profesión les aporta. Así que sigues con la conversación tranquilamente disimulando todo lo que puedes el dolor de tu brazo, pero con los cinco sentidos en alerta por si acaso se le vuelva a ir la pinza, poder esquivar el siguiente ataque.

Aceptas este hecho como un brote más de la para ti incomprensible actitud que las mujeres tienen, hasta que un día cualquiera hablando con alguna amiga, te dice que a aquella chica le gustabas.
Yo - ¿Cómo le voy a gustar? Si me pegaba cada dos por tres.

Amiga aleatoria - Serás tonto. Si una chica te pega es síntoma de que le gustas.

Y ahí queda la cosa. Como si fuera totalmente normal pegarle a la gente que te mola. ¿Por qué lo hacen? ¿Le zurrarán también a sus padres cuando llevan tiempo sin verlos? Pues en las bodas en vez de acabar llorando acabarán a tortazos limpios. Menos mal que no llegó a enamorarse de mi porque me hubiera soltado una paliza tranquilita. Si es que yo sabía que las relaciones sociales con las mujeres no siguen las leyes de la lógica, pero tampoco me podía imaginar que pegarle a alguien fuera un acto de cariño. Si al final los maltratadores sí que van a estar diciendo la verdad con eso de que la querían, lo que pasa que la querían demasiado ¿no?

¿Qué queréis que os diga? A mi eso de estar recibiendo porrazos no es que me agrade demasiado, ni aunque vayan con todo el cariño del mundo. Aunque si uno tiene que hacerlo para follar, pues vale, pero que me firmen primero un papel con la cantidad de hostias a recibir en relación a la cantidad y calidad de sexo que voy a obtener. Que no me la juego cortejando a una mujer que atiza más que el padre de Michael Jackson para luego quedarme con dolor de huevos, no señor. Y es que se nota que tratar con mujeres, es una relación amor-odio-dolor de hombro.

domingo, 25 de noviembre de 2012

Crítica Triolade

Despues de tres milenios sin publicar, se me ha aparecido un ángel que me ha dado una chispa de inspiración para escribir, un ángel en forma de tableta de chocolate.

Seguro que has estado en casa de algún amigo, charlando con tus típicas amistades, cuando de repente, sale a relucir la conversación sobre comida. ¿Por qué sé que has estado en esa situación? Esa pregunta tiene simple respuesta, los hombres sólo hablan de dos temas de conversación, comida y mujeres (se incluye el follar dentro del tema de las mujeres). Pues una cosa lleva a la otra, y sale alguien que suelta algo como:

Amigo A: A mi el chocolate me encanta.

Amigo B: ¡Joder! El chocolate negro está buenísimo.

Amigo C: ¿El negro? El blanco es el mejor.

Amigo A: Seréis hijos de Satanás... el chocolate con leche es con diferencia el más rico.

Amigo B: ¡No tenéis ni idea! El chocolate negro es una delicatessen.

Amigo C: Tú si que no te enteras de nada, subnormal.

Amigo A: ¡A mi no me hables así!

Amigo C: Te hablo como me da la gana, a ti, y a ti también.

Amigo B: ¿Cómo? ¡Ahora verás!

Y así se rompen amistades de años y años de cultivo. ¿Por qué se pelean? ¿Qué les ha pasado? ¿Cómo puedo evitar que esto me pase a mí, señor Pictures of Home? Pues para eso estoy escribiendo esto,  para mostrarte la solución definitiva al debate sobre qué chocolate es el mejor (por eso y porque tengo que hacer tiempo hasta que mis amigos vengan a buscarme para salir de fiesta).

La respuesta es muy simple, ninguno. Todos gozan de su exquisitez personal. Pero existe un tipo especial, un inovador invento que Milka ha creado para deleitar los mejores paladares chocolateros, y que supone el fin de las discusiones como la anteriormente escrita, y el acabose en cuanto a tabletas de chocolate se refiere. Ha llegado como caído del cielo para saciar nuestra hambre y favorecer la unión entre todos los chocolateros, sean del tipo que sean, el divino Triolade.

¿Y por qué es el mejor? Pues porque como su propio nombre te habrá dado a sospechar (eres un lumbreras), contiene los tres tipos de chocolate, ofreciendo una maravillosa combinacion del mejor sabor de cada uno. Con unas exactas proporciones, podemos observar como el equipo de Milka pone en nuestras manos no sólo un delicioso producto, sino que se dignaron a ofrecer una presentación que se describe, desde grométricamente trabajada, hasta trasfondística, al dividir la tableta en triángulos, a pesar de tener opciones más simples como cuadrados o rectángulos, imitando al resto de las tabletas. Un detalle innovador con el que han sabido agradar al público y que sin duda el buen gourmet no pasará por alto. Exquisita calidad tanto por dentro, como por fuera.

miércoles, 12 de septiembre de 2012

Crítico juegos variados

El lector asiduo al blog, sabrá que soy muchas cosas, entre las que podemos destacar, quejica, borracho, curioso, fan de los chocoflakes, enemigo número 1 de las pasas con chocolate, y alguna que otra más que no me viene ahora a la cabeza. Pero hay una gran parte de mi personalidad que no ha quedado plasmada en ninguna de las entradas que he redactado, la de jugador competitivo.
Me encanta jugar, a las cartas, juegos de mesa, juegos de agilidad, juegos deportivos, etc. Y contra más complicado de jugar, difícil de entender e intrincado reglamento, más me gusta. Pero sobretodo disfruto de la competición en todo lo que juego. No es que sea de esos que no les gusta perder ni a las chapas, sino que si se puede establecer un sistema de clasificación para poder averiguar cuál de todos los jugadores es el mejor ¿por qué no usarlo? Es un punto picante que se le añade  al juego para que la gente se esfuerce más en conseguir la victoria, como las apuestas (que también me encantan). Y por supuesto siempre se disfruta de los comentarios humillantes hacia tus rivales “¡Menuda cuerada te acabo de pegar!”, “¡Serás gitano!”, “¡Chiquito baño! No me diste ni para empezar”, “¡Mi equipo le dio un palizote al tuyo! Normal, tenéis menos fondo que una piscina de niños chicos”.
Todo lo comentado anteriormente me dispara la adrenalina, pero he de decir que no todos los juegos son tan interesantes. Por desgracia, la mayoría de la población no comparte mis gustos hacia la competición y los juegos complicados, y en muchas ocasiones me veo obligado a participar en juegos que la verdad… dejan mucho que desear. Por eso mismo, para demostrarle al mundo mi indignación, y porque todavía me quedan unas dos horas de aburrimiento en el barco, he decido hacer una lista con lo que considero que son los cinco peores juegos que ha creado el hombre. Ahí va.

5º Posición: El Risk.
Le tengo un odio especial al Risk. La gente no lo comprenderá, pero yo soy enemigo número uno de los dados. Los dados proporcionan aleatoriedad a un juego, y todo lo que es aleatoriedad se transforma en suerte, y la suerte es la antítesis de la estrategia. Por eso mismo, cuando tienes tu cañón, tus dos caballos y un par de soldados en Brasil, dispuestos a atacar a una muy mal defendida África, que cuenta con una triste infantería, se adueña de ti un morboso pensamiento imaginándote las tropas enemigas desmembradas sufriendo el yugo de tu implacable ataque. Pero rápido se te despeja esa cara de sádico macabro cuando tu rival empieza a sacar seises aniquilando todo tu ejército tirada tras tirada, dejándote con una sensación como cuando el mecánico te clava doscientos euros por cambiarle las ruedas a tu coche “Me acaban de estafar, y no puedo hacer nada para evitarlo”. Por eso mismo, el Risk doesn’t rule.
4º posición: El Uno.
Os juro que no lo entiendo ¿Qué le ve la gente al Uno? Sólo hay dos opciones tácticas en el juego, echar carta, o no echar carta, fin. Y encima es el típico juego que cuanta más gente juega, peor es el juego. Los turnos se hacen esperar infinito, tu acción depende únicamente del jugador anterior a ti, y para mayor desfachatez, después de estar cinco minutos esperando porque han cambiado el sentido del juego unas sopotocientas veces, llega uno y te tira una carta que te impide jugar tu próximo turno. Yo he jugado partidas al Uno en las que he perdido sin poder tirar ni una sola carta… deprimente.
3º Posición: El juego del siglo
El juego del siglo, es uno de los muchos regalos malísimos que me ha hecho mi madre por reyes. Se trata de un juego de mesa que mezcla el trepidante mundo de las apuestas... con preguntas sobre la historia del siglo XX. Súper interesante. Teniendo en cuenta que cuando me lo regaló tendría yo dieciséis o diecisiete años, no tenía ni idea de historia y encima era la asignatura que más odiaba en el instituto, por lo que el juego no pintaba muy allá, pero por no romperle la ilusión a mi madre me eché un par de partidas para posteriormente dejarlo aparcado encima del armario durante años. Os diré que en las partidas que me eché, salieron muchas preguntas de historia de aquella caja, pudimos haber formulado unas treinta o cuarenta preguntas en total, y sólo vi responder correctamente ¡una sola pregunta! ¿A quién se le ocurre regalarle un juego de preguntas de historia a un adolescente? Yo quería una bici, maldita sea.
2º Posición: El bingo.
Al contrario de lo que muchas señoras mayores me digan, el bingo no debería existir en este mundo. Analizadlo detenidamente, es un juego en el que la acción del jugador consiste solamente en tachar números de un cartón, y ni siquiera puedes elegir tú todos los números. Es aleatoriedad en su máximo esplendor. Más fácil y eficiente sería que todos los jugadores cogieran un único número y tiraran una única bola, o si te me vas a poner maniático con que mi método no tiene cabida para la “línea”, pues se tiran dos bolas y punto. ¿Por qué creéis que sólo van las abuelas al bingo? Porque son gente sin criterio sobre los juegos. Bueno, conozco jóvenes que van al bingo antes de salir de fiesta, pero eso es porque las copas están baratas.
1º Posición, el juego más odiado es… El cinquillo
Una amiga me dio un consejo sobre escritura una vez, me dijo que intentara no usar palabrotas porque rompen un poco al lector. Mucha razón tenía, pero me siento incapaz de no insultar al cinquillo, o sea que siento que no vaya a quedar un texto fácilmente digerible. Este juego es una puta mierda. Es una basura, y por desgracia, es el juego favorito de mi familia. En todas las reuniones familiares aparece mi tía con una baraja diciendo “¿Quién se echa un cinquillito?” Así, con diminutivo para que suene como más divertido o qué sé yo. Y lo que me sorprende es que la gente acude a su llamada, “¡Qué bueno!”, “Pues tengo ganas de cinquillo” dicen mientras yo los miro con desaprobación. Es como el Uno, pero peor, porque tu mano es la misma desde el principio, ni siquiera puedes robar nuevas cartas. Como te toque póquer de reyes y unos, despídete de la victoria. Es el único juego que entre aburrirse el resto de la eternidad flotando en la nada absoluta, y jugar al cinquillo, prefiero la opción A. Creador del cinquillo, suicídese por todo el mal que ha proporcionado a este mundo, por favor.

domingo, 26 de agosto de 2012

Vuelta a las críticas

Con la gran desfachatez que poseen los grandes timadores (que no son otros que los que están amparados por la ley) observamos un suceso estos días, que es algo así como cuando un amigo te intenta encasquetar la amiga fea de la mujer que se quiere follar. Viene, y te suelta con descaro, una retahíla de positivimos totalmente inventados sobre la marcha ¡que ni el mismo se cree! para cargarte el muerto. Te suelta algo como:

Amigo encasquetador: ¡Ey! ¡Tío! Mira que pibón te acabo de conseguir pa ti

Tú, el pringao: ¿A qué piba te refieres? ¿A esa? - dices con cara de extrañado

Amigo encasquetador: ¡Sí! ¡Tío! ¡Está buenísima!- responde tu colega con sospechosa alegría

Tú, el pringao: ¿Te refieres a esa que tiene pinta quee nos ganaría en una pelea callejera a ti y a mi juntos?

Amigo encasquetador: ¡Claro! ¡Tío! Es campeona de culturismo del barrio de Añaza ¡Deportista como tú! Muy simpática cuando no sufre los efectos de los esteroides ¡y si tienes que empujar el coche porque no te arranca te puede ayudar! Además, me dijo su amiga que es de follar la misma noche.

Tú, el pringao: No me sorprende en absoluto, si espera que le vaya a la casa con un ramos de flores la lleva clara

Amigo encasquetador: ¡Claro! ¡Tío! ¡Es un pibonazo! ¡Hoy follas! - y te deja caer la mano sobre el hombro, dándote un leñazo lo suficientemente fuerte para crear cierta confusión en ti, para que cuando se te haya pasado el efecto del golpe, te encuentres perreando con ciento dos kilos de puro músculo que se hacen llamar, Jenny, Powerfit Jenny para lo amigos.

Varias preguntas te atacan inevitablemente en ese momento ¿Qué tipo de estafa intenta colarme? ¿Realmente piensa que me la va a hacer? ¿Se cree el mismo lo que está diciendo? ¿Y por qué repite tanto la palabra tío? Es una coletilla bastante odiosa...


Pues ese intento barato de estafa ruín y pendenciera, me parece igual de hipócrita que el hecho que voy a criticar con la siguiente entrada, las campañas de vuelta al cole. No sé por qué, en todas las campañas de La vuelta al cole, se ve un niño, muy, muy contento, con una mochila, nuevecita recién comprada, y con una sonrisa de "¡Qué guay! ¡Vuelvo al cole!" ... ... ... ... A ver... ... ... ¿Cómo lo explico? ... Uhm ... ... Vale, vale. ¿Alguna vez habéis visto algún adulto decir "¡Qué chupi! Mañana se me acaban las vacaciones y vuelvo a entrar a las siete de la mañana a trabajar de reponedor en el mercachona ¡Ardo en deseos de volver al curro!" Claro que no, porque, primeramente, la época en la que la gente decía chupi, pasó de moda (por desgracia), y a nadie le gusta volver a la rutina del alienante trabajo. A la gente le gusta estar en su casa echados, sin hacer nada, y no contribuir absolutamente nada con la sociedad. En el fondo de nuestro ser, todos anelamos ser un parásito social, no hacer nada y que nos lo den todo hecho. Por eso mismo nos encantan las vacaciones, porque la única responsabilidad que tienes es la de no morir de inanición, y ya está. No hacer nada está guapísimo. Y que conste que para eso son las vacaciones, queridos madres y padres, para NO HACER NADA. No se dejen engañar por aquellos anuncios de la tele que cantaban "vacaciones, santillana", lo que quieren es que les compres un cuadernillo demoníaco para que vuestro hijo emule las actividades del colegio durante las vacaciones, y eso es un claro...



(No puedo poner la imagen más grande, pero espero que se comprenda el mensaje)

Pero claro, el populacho a la hora de vaguear no es tan idiota como a la hora de elegir líder político. A los chavales no los van a engañar con una vulgar valla del carrefour que muestra un chaval supercontento por volver al cole estampado en ella. Si por lo menos pudieran poner alguna colegiala sexy en minifalda junto a una profesora buenorra, pues se granjearían fácilmente al público masculino de los institutos en plena pubertad, pero como también lo hacen para niños pequeños, y según recuerdo el refrán de mi infancia "Tomate, lechuga, las chicas pa la basura", a los niños de primaria, no les atraen todavía las mujeres, pues entonces, emplean este tipo de estrategia de marketing:


 No criticaré a la chica anime, porque ha sido la primera foto que tranqué en google, o sea que no me molesté en indagar demasiado. Vayamos a lo importante, punto por punto.

1º Desconozco, totalmente, cuál es la barrera mágica y misteriosa, a la que se refiere el primer punto, que te impide quedar con tus amigos durante las vacaciones. No lo entiendo. Yo simplemente cogía el teléfono de mi casa, llamaba a un par de amigos y nos íbamos todos al parque a llenarnos de mierda jugando a fútbol, igualito que los niños esos de los anuncios de detergentes. ¡Es más! Es mucho mejor quedar con tus amigos en vacaciones que en el colegio ¿Por qué? Pues porque eliges con qué amigos quieres quedar. No tienes que estar aguantando las historias del pesado de la clase, esquivando las collejas del abusón de turno o teniendo que hacer la tarea que te manda la típica profesora amargada y gritona.

2º Aprender miles de cosas nuevas, bien. Soy partidario cien por cien, del descubrimiento de los maravillosos caminos de las diferentes ciencias y del saber en general. Pero, vamos a ser sinceros. El noventa por ciento de las cosas que aprendimos durante nuestra etapa de estudios obligatorios, no sirvió para nada. Pensad en cuántas divisiones de cuatro cifras hicisteis, cuántas oraciones analizasteis sintácticamente o la de veces que calculasteis a cuantos metros cae una piedra que se lanza a no sé cuántos metros por segundo. Pues me juego una mano a que ninguno de vosotros sabe actualmente dividir si quiera por dos cifras, analizar sintácticamente, y ¿a quién demonios le importa donde caiga la piedra? Por favor, es una maldita piedra, hay infinitas por el suelo ¿Qué pasa? ¿Que era una piedra muy importante? ¿Tenía un gran valor sentimental? ¿Entonces por qué coño la tiras? No tiene ningún sentido...

3º Nuevos retos y campeonatos por ganar. Éste me lo han puesto fácil, fácil.Si lo que quieres es tener metas y retos constantes en tu vida, porque te gusta la adrenalina o la satisfacción de conseguir cosas, te compras la Playstation 3 con cualquier videojuego, y te pones a pasártelo y a conseguir todos los logros.

4º Éste, me parece el argumento más flojo de todos. Señal de que estás creciendo... Ahm, claro, porque los veinte centímetros que he crecido al pegar el estirón este verano no significan nada si no avanzo de curso ¿no? Si seguimos esta lógica ¿los repetidores no crecen? ¿Y los que repiten mucho? ¿Se acaban convirtiendo en Hobbits? Si es que mi abuela en vez de decirme cuando me agarra el cachete"¡Ay, que alto estás!", ahora me suelta "¡Ay, pero si ya sabes lo que es el conjunto vacío! Eres todo un hombretón. Toma una albóndiga para ti"

 

5º Jugar el 100% de los recreos. ¿En serio? Te intentan vender la enfermedad, diciéndote que la medicina es maravillosa. Voy a poner un par de analogías para ver si consigo trasmitiros lo estúpido que veo este argumento.

- ¡Apúntate en nuestro equipo de fútbol! ¡Los descansos entre parte y parte están guapísimos!
- Trabaje como encofrador para nosotros, tenemos un bar maravilloso al lado de la carpintería para que vaya a desayunar.
- ¿Noche de sexo loca hoy, cari? Nos lo pasaremos genial en los parones entre polvo y polvo.

El recreo es para descansar de la clases, no me puedes intentar vender las clases colándome el recreo, no tiene sentido. Además, que las vacaciones son un recreo constante ¿Por qué sacrificaría yo mi infinito recreo diario por uno de veinte minutos, envuelto en soporíferas clases? Lo siento, pero no.

Me he deprimido con tanta vuelta al cole, y es que encima tengo exámenes en septiembre para los que no he dado palo al agua. Me espera una buena. Creo que no me gusta ningún tipo de vuelta a nada, a la gente no le gusta romper su monotonía y tranquilidad. Bueno, excepto la vuelta ciclista a España, no tengo nada en contra de ella. Mentira, me acabo de acordar de que quitaban los dibujos en la 2 al mediodía para retransmitir la vuelta ciclista. Muerte también a la vuelta ciclista. Al menos ésta no me la restriega el corte inglés por la cara a cada rato...

domingo, 8 de julio de 2012

Crítica los yogures de hoy en día

Me sorprende muchísimo los nuevos inventos de hoy en día. No me refiero a las gilipolleces en plan la Batamanta, los típicos succionadores de cera de oídos o un depilanarices. No, señor. El avance tecnológico absurdo ha existido toda la vida, y mientras sigan habiendo incautos e ingenuidad entre la raza humana, seguirán estando ahí. Me refiero a lo que provocan esos expertos en marketing y comercio que insultan la inteligencia del ciudadano medio (y con razón), reinventando productos ya existentes y vendiéndolos como si de la misma panacea se tratara.

Si queréis que os quede claro de lo que estoy hablando, sólo tenéis que mirar los yogures de vuestra nevera y fijaros en el engañabobos del siglo XXI (todo el mundo pensaba que los informáticos sustituirían a los mecánicos, pero los auténticos estafadores son Danone y competencia). Por cierto, si sois jóvenes estudiantes viviendo fuera de casa es posible que no funcione el experimento.

Podréis encontrar sabores que se pasan la barrera de lo hilarante, y empezarte a preguntar quién demonios compra yogures con sabor pastel de manzana, higo, guaraná y durazno, ciruelas pasas, papaya... (pues en teoría estás mirando tu nevera, o sea que la pregunta de quién los compra tiene fácil solución). Pero lo que más me intriga es sus efectos super positivos y super necesarios en nuestro organismo. Si os fijáis en la publicidad de estos elixires nos prometen desde reducir nuestro colesterol, hasta una vida gastrointestinal sana más absorbente que el papel de baño, sin olvidarnos de reforzar nuestras defensas antes de hacer lo que todo el mundo hace una mañana de invierno lluviosa, tirarse en un sucio charco de barro lleno de malvadas bacterias deseosas de atacarnos (mi día a día). Nos cuentan todo ello usando unas palabras muy muy técnicas de las que no habíamos oído hablar anteriormente en toda nuestra vida, pero que suenen muy científicas, desafiando la ignorancia del televidente incluso. Podemos ver como ejemplo los ya muy famosos Bífidus Activo, Actiregularis, L-casei inmunitas, etc. a los que debemos estar eternamente agradecidos por proporcionarnos una vida sana y energética. ¿Por qué le dieron el premio Nobel de la Paz a Obama pudiendo dárselo a esta gente?

Y la cosa no se queda aquí, porque no sólo nos ayudan a soportar todo nuestro día a día, sino que encima también son 0% grasas, todo pensado para que esa madre de dos hijos, que siempre tienen la fea costumbre de llenarse de mierda la ropa, exitosa contable de una multinacional que la explota, pero aún así, disfruta de su trabajo, y que sigue quedando con sus amigas para charlar cuatro veces por semana en el bar habitual desde que entraron juntas en la "facul", no tenga que perder ni un sólo segundo en ir al gimnasio para recuperar su esbelta y prominente figura. Maravillosos productos ideales para personas que quieren tener tanta materia grasa como materia gris.

domingo, 1 de julio de 2012

Crítica My Fair Lady el musical

El viernes 29, tuve la suerte de sufrir un importunio y acabar cuidando a mi abuelo que tenía que asistir al auditorio de Tenerife a ver el musical que protagoniza Paloma San Basilio de My Fair Lady. El hombre está ya mayor y enfermo, por lo que necesita compañía casi completa para casi todo el día, y durante el musical, yo fui esa compañía. Los prejuicios que albergo en mi interior, como todo ser humano, me hicieron al principio reacio. a pasarme las aproximadamente dos horas viendo el musical, pero como el plan alternativo era volver a mi casa en guagua y jugar al Diablo 3, pues decidí quedarme e intentar disfrutar del espectacula. El esfuerzo que hice en el intento del disfrute, he de decir que fue prácticamente inexistente, y no consiguiera entretenerme con la obra, todo lo contrario, me cautivo sobremanera.

Me gustaría tener un mayor conocimiento en el mundo de la música y la teatralidad para poder juzgar con mayor rigor, pero me temo que este ha sido el primer musical que he asistido, y mi crítica carece del suficiente criterio como para sacarla del mundo de la opinión mundana. Como tampoco se ha de tomar muy en serio nada de lo que escribo, continuo con la crítica a pesar de los impedimentos.

Aún a pesar de que la historia me pareciera poco original, tampoco hay que dictaminar la setencia fijándonos demasiado en este punto, puesto que el ahora clásico y predecible argumento que tiene My Fair Lady, fue en su época original y sorprendente, por lo que podríamos considerar un halago que haya durado casi sesenta años sin apenas perturbación. Centrémonos mejor en la actuación de sus personajes. Lo que realmente cautiva y engancha al espectador incauto como yo, son las coreografías y canciones de la obra. Paloma San Basilio, fue sin duda esa cantante de gran voz de la que te suena su nombre, aunque no sepas decir ni uno de sus temas. Yo (una persona que una vez más te repite que no tiene el suficiente conocimiento musical), te lo garantizo. Me encontraba tan sumergido en la representación que cuando llegó el inesperado descanso entre los dos actos que componen la obra, mi cara expresaba algo parecido a como cuando te dejan un polvo a la mitad "¿Ya? ¿Cuando continúa esto? ¿Veinte minutos de descanso? ¡Venga hombre! ¡Poned a currar a esos esclavos que tenéis de actores que pierdo el ritmo!"

Los personajes consiguen esas excentricidad y melodramatismo que sólamente queda natural en el teatro a carne viva, llegando incluso a conseguir la personificación de uno mismo, como me pasó a mi con Higgins, el eminente profesor de fonética, pero inculto en los laberintos amorosos con las mujeres, y con el padre de la protagonista, Alfred P. Doolitlle, el gran filósofo y moralista cajero, a la par que cliente habitual de la cantina donde se emborracha día tras día. La profesionalidad del reparto me pareció sorprendetemente eficaz, sobretodo con el vestuario y cambios de escenario. Puedo estar poco acostumbrado al mundillo, pero mi cautiverio por la obra fue completo.

Todo piropo a la obra es poco cuando llego al punto fuerte, la puesta en escena y la música. Lo que realmente me dejó la piel de gallina. Sin duda, la acústica única que tiene el auditorio de Tenerife, contribuyó a dejarme pasmado, pero los actores que cantaban gozaban de una voz de gran presencia y porte, entre los que destaca a mi pensar, el actor que encarna a Freddy Eynsford-Hill, el enamorado de la protagonista, Eliza Doolitlle, que tristemente la obra deja sin final. El único punto que me hace mostrar una mueca de ligera indignación.

Carismática, impactante y divertida en más de una ocasión. Si tienes los treinta euros que cuesta una entrada alejada, merece la pena que vayas a disfrutar de una buena tarde degustando la obra, y si te sobran cuarenta y cinco, creo que la diferencia de quince euros que supone sentarse atrás o alante, merece la pena, la verdad. Deja que la buena música te golpee la cara.

lunes, 18 de junio de 2012

Crítica Doble Check

Hoy os traigo un maravilloso corto de Paco Caballero. No os preocupéis, yo tampoco sé quién es el tío, o sea que no os sintáis unos carcas desactualizados por ello. El corto que quiero enseñaros, y posteriormente criticaros, se llama "Doble Check", en referencia a las uves verdes que hacen los mensajes del whatapp al llegar al destinatario. Sin más dilación, os dejo con él:


¡Cómo me encantan las historias que hacen trascendentales las nimiedades de la vida! Las pequeñas cosas son las que merecen que volquemos toda nuestra furia y enfado, si no lo hiciéramos tendríamos que desahogarnos con los auténticos problemas de la vida a los que no vamos a encontrar una solución por nosotros mismos, como la crisis, el aumento de tasas universitarias y demás desgracias a las que mi blog es alérgico.

¿Es exagerado ponerse así porque no le respondiera al mensaje? Bueno, puede que sí, puede que no. La cuestión es que descubrió que le estaba engañando gracias a eso ¿Acaso no os disteis cuenta? Esa es la conclusión que el director realmente nos ha querido brindar, la protagonista se la pega con otro. Con lo santita que parecía. ¿No termináis de ver la evidencia? Tranquilos, me acabo de leer un libro de Sherlock Holmes, y voy a comentaros las pistas del caso que llevan a dicha conclusión.

El primer indicio que me impulsa a pensar que ella se acuesta con el vecino del tercero, o vete a saber tú quien, es el tema principal sobre el que gira el corto ¿por qué no le responde al mensaje? Según el doble check, y la correspondiente y acertada confirmación que hizo él al final del corto, el mensaje fue entregado satisfactoriamente a las 23:27 de la noche. Parece que el whatap, sí funciona milimétricamente, a pesar de las mentiras escurridizas de ella para evitar sacar a la luz la verdad, por lo que también intuímos que también estaba en línea, como vio el chico cuando le mandó el mensaje, en vez de estar durmiendo como calumnia ella. Luego, a las 6:18 de la mañana fue su última conexión, y aún así no respondió. Tuvo una ocasión totalmente clara para contestar a su desesperado "amado", y no lo hizo ¿por qué esa falta de consideración? ¿esa falta de cariño? ¿esa falta de pensamiento por el bien del prójimo? Es evidente que su amor por él, se ha disipado ¡Y es más! otro detalle que me intriga en extremo es: ¿Por qué si se había acostado después de las 23:27, cuando se había conectado al whatapp, y según ella había llegado muy cansada del trabajo, se levantó posteriormente a las 6:18, como muy tarde, cuando fue su última conexión? ¿Qué incita a una persona a no respetar las ocho horas de sueño recomendadas por los expertos? Debe ser un evento puntual, puesto que ese ritmo de vida con tan pocas horas de sueño, no lo puede mantener nadie durante mucho tiempo ¿Qué evento fue ese entonces? Os lo diré, sexo mañanero. Su coartada, al igual que aquella noche su vagina, hace aguas por todas partes.

Demostrado ya que ella miente más que un borracho en un control de alcoholemia, analizemos su actitud. Al principio del vídeo, ella muestra una actitud complaciente y afable, planeando convenientemente un romántico viaje a un hotelito de Murcia. ¿Parece contradecir esto mi acusación? Pues para mi la reafirma. Hay dos opciones, o le pesa en la conciencia el embuste al que somete a su novio, o es una estrategia para que no sospeche nada. Y es que algo raro hay en ese viaje que me hace adoptar una mirada de desconfianza frunciendo el entrecejo.


Según vemos por el comentario posterior del protagonista, la susodicha, Luci (o al menos así es como ella afirma llamarse), ha ido perdiendo los toquitos de atención que definen una relación amorosa, volviendo el ambiente más frío y distante. Ya no envía mensajitos con el pingüino en cuestión, o le manda ciberbesos con forma de emoticono. Entonces ¿a qué viene esa exaltación del amor de repente con un viaje a Murcia? Os lo digo yo, tapadera y de las malas.

Y si nada de esto te ha convencido, querido Watson, lo hará esto. El ultimatum de ella, cuando le pide el teléfono móvil para comprobar si toda aquella historia era cierta. Si tuviera la conciencia limpia y tranquila le enseñaría el móvil y zanjaría todo el asunto de una vez. El que nada debe, nada teme. Pero sabe que todo el peso de la justicia puede caer sobre ella cuando se caiga el telón que mantiene toda su pantomima, por eso juega su última carta como un farol y le dice que si mira el móvil se acaba todo. Al final, cuando lo hace y queda todo claro, le confiesa con lágrimas en los ojos (menuda actriz), que ya no le quiere. Pues claro que no, si te estás dejando taladrar por tu colega el campeón de coche tunning ¿a quién pretendes engañar? ¿eh?

domingo, 10 de junio de 2012

Crítica Crespúsculo


 Curiosidad que no tiene nada que ver con la entrada: ¿os habéis dado cuenta de que el Conde Pátula es el único ser vivo con pico y dientes? No sé qué mensaje habrá querido mandarnos el autor con ese detalle tan contradictorio, pero su intriga me hace reflexionar profundamente.

 Ahora sí. Llega lo bueno en 3, 2, 1...

Me hallo en una difícil y desgraciada situación. Estoy viendo una película que está soltando antena 3 y la estoy viendo con la compañía de tres amigas mías. No hay nada raro hasta aquí, el ligero inconveniente que cambia la agradable y sensual situación de disfrutar de la compañía de tres mujeres, a un muermazo inaguantable, es que estoy viendo Eclipse, de la saga Crepúsculo. Muy bien, desde que escribí la crítica a la película de Hitch, pensé “Por favor, sé un poco original. Deja las críticas de cine para los cinéfilos.” pero es que esta película se merece dedicarle una entrada, una entrada llena de insultos y desprecios con el tono irónico evidente que a mi me gusta.

No me sé mucho el argumento porque (gracias a dios) no he visto las primeras pelis, ni siquiera me he visto esta entera, pero he hasta aquí todo lo que sé:

Cualquiera que va a ver la película y le pregunta a un amigo de qué va, le pueden decir “Va de vampiros y hombres lobos”. No, mal, error. La película no va sobre chupasangres y licántropos, la película trata sobre los problemas de una adolescente, por lo que no la categorizaremos ¡¡NUNCA EN LA VIDA!! como cine de acción, ni mucho menos fantasía o milógico. Se acerca más a “El Diario de Bridget Jones” que a “Underworld”, lo único que tiene el detalle alternativo/emo/moderno de que el transcurso de todos los problemas sentimentales de nuestra protagonista envuelven a hombres lobo y vampiros. Aclarada la etiqueta que podemos colgarle a la película, continuemos con el argumento.

En el fantasioso mundo que se ha inventado nuestra escritora, los vampiros poseen dos características clave. La primera contradice toda norma que nos hemos encontrado hasta ahora en las películas de vampiros; en vez de desintegrarse al estar bajo al luz del Sol, los vampiros brillan como si fueran bolas de discoteca con purpurina por encima. Primera pregunta que me surgió cuando fui consciente de este hecho ¿en qué estaba pensando la escritora al escribir semejante chorrada? A medida que veía la película, desvelaba el argumento y morían mis neuronas, me di cuenta de que la escritora de Crepúsculo no es que piense demasiado las cosas. La segunda cualidad es que los vampiros tienen un poder diferente cada uno. No son poderes en plan X-men, hemos dicho que esto no es cine de acción, es una película romántica y pastelosa, por lo que los poderes serán chorras en su mayoría; controlar emociones ajenas, ver visiones, uno tenía una capacidad para ver recuerdos ajenos... la verdad que son bastante pocos los poderes de dar tortas.

¿Y los hombres lobo? ¿Qué tienen en contraposición? Os lo diré: Vergüenza es lo que tienen. Sus enemigos naturales gozan de todos los sentidos y cualidades físicas mejoradas por ser vampiros, poseen poderes y encima no se volatilizan al Sol, sin embargo ellos lo que hacen es... transformarse en lobo grande, y punto. Suerte para ellos de que la película no se centre en la guerra entre especies porque si no saldrían escaldados.

Total, que la historia podemos resumirla en dos ramas argumentales que suceden al mismo tiempo. La primera: chica conoce a chico A, chico A resulta ser un vampiro, chica se enamora inverosimilmente de vampiro flacucho sentimental, y éste de ella a su misma vez. Y la segunda: chica conoce a chico B, chico B resulta ser un hombre lobo, chica toma como mejor amigo a hombre lobo todo cuadrado y malote, pero éste se enamora de ella, por lo que nos queda el típico triángulo amoroso entre una chica un vampiro y un licántropo de toda la vida. Viendo el marco teatral que tenemos aquí (¡digno de un argumento de Shakespeare!), por motivos que desconozco y espero no conocer, la pareja feliz se rompe porque el vampiro se pira para alguna parte un tiempo, y deja a la protagonista dispuesta para ser “taladrada” por el hombre lobo, el cual no desistirá en su epopeya. La pibita, como se aburre mucho en ausencia de su brillante novio, decide pasar tiempo con su mejor amigo, quien en verdad quiere mandársela. Empieza a quedar con el hombre lobo con la excusa de arreglarle la moto, empiezan a ir a pasear, empiezan a tener momentos a solas... y claro, el hombre lobo piensa “La veo muy cariñosa a ésta, vamos a irle para arriba a ver qué pasa”, y decide dar el paso, dejándole claro a la pibita y a los espectadores por vigésima vez, que está enamorado de ella. Ella, sorprendidísima de que su mejor amigo le esté haciendo aquello, no se lo puede creer y escapa ofendida de aquella situación. Vamos a ver... Yo sinceramente, no entiendo nada ¿En qué estabas pensando? Tu novio se acaba de ir durante unos meses, empiezas a ir todos los días a casa de tu amigo el del ciclo de winstrol, te arregla la moto y ... ¿te sorprendes porque se te lance? ¿¡Y encima te ofendes?! Es para cogerla y abofetearla sin perdón ¿Sabes lo que me cuesta a mi lanzarme a por una mujer? Es un acto de valentía del que muchas veces se acaba mal parado, y si no me crees, que se lo digan al de “contigo no, bicho”

Y algunos aquí pensaréis “¡Chas! La pibita le fue fiel al novio después de haberla dejado tirada pudiendo haberse ido con el fortachón. El vampiro tiene que ser un artista enterrando el hacha de guerra, seguro” ¡Já! Aquí llega lo bueno, el cénit del pasteleo. Como os podéis imaginar ya con todo este argumento tan original, la chica de la que llevo hablando un rato, es virgen... con diecisiete años. Sí, señores, en esta película los unicornios existen. Una mujer con diecisiete años que todavía no le han hecho el First Blood. Pero guardad algo de sorpresa porque la cosa va a más. En el momento de máxima culminación del romanticismo barato, la autora de los libros nos revela una información que dejará anonadado a todo el mundo, el vampiro, de aproximadamente cientodiez años de edad, de apariencia joven y atractiva para muchas mujeres, en perfecto estado de salud, tanto físico como mental, todavía... es... virgen... Yo he leído mucha fantasía en vida, pero esto se sale de la escala de lo increíble. O es impotente, o yo juzgué demasiado rápido al decir que estaba en plenas facultades mentales. ¿Un vampiro de más de un siglo de edad que pudiendo leer la mente de las mujeres es todavía virgen? ¿A quién quiere engañar la autora? A ver, un segundo ¿dije que esto era el summum? Qué despistado soy, me olvidaba de un evento sin precedentes que sucede en la película que es todavía más alarmante que todo esto. Guarda desprecio para ahora querido lector. En un momento dado la chavala le dice a su novio que ya está preparada para la juerga, y que quiere ver cómo es la historia esta del sexo. Pregunta para los hombres: ¿qué le responderíais vosotros si llevaseis un siglo a base de pajas? La misma respuesta que diríais si llevarais únicamente treinta minutos sin sexo “¡Claro que sí! ¿te viene bien aquí mismo? ¿o te vienes a mi casa? ¿o quizá te pone más en un sitio público? Mira detrás de aquel arbolito yo creo que le podemos mandar tranquilamente. Pero elige tú ¡A mi me da igual!” ¿no estáis de acuerdo conmigo? ¡Pues el tío se niega en redondo a quitarle la virginidad hasta que se casen! ¡¡Hasta que se casen!! ¡¡¡HASTA QUE SE CASEN!!! Santa madre de dios bendito... Si tu novia te pide que te la folles ¡TE LA FOLLAS! ¿Qué tipo de película estoy viendo, por favor?

Bueno, bueno. Ya se ha acabado la película y estoy en mi cuarto más tranquilo y calmado. Ante toda esta parrafada que os acabo de hacer leer, mi curiosa mente me obliga a preguntarme ¿qué tipo de persona puede escribir una historia así? Pues el gusanillo del saber me ha empujado a conocer más de la autora de estos “libros”, y he descubierto un detalle que hace que todo encaje. La escritora de Crepúsculo, Stephenie Meyer, es mormona. Hasta sale en www.mormonwiki.com (Sí, querido lector, hoy en día hay wikias de cualquier cosa...)

miércoles, 6 de junio de 2012

Rememorando

Bueno, los más viejos y adeptos del blog recordarán una de las primeras entradas llamada "¿Y a mi qué coño me importa?". Pues resulta que debido a la irrefrenable curiosidad que produce el aburrimiento infinito de estudiar a altas horas de la noche, el blog del ser que me inspiró a escribir dicho texto ha aparecido frente a mi en la pantalla del ordenador. En su "arte" he observado una evolución significativa desde la última crítica que le dediqué hace ya casi un año, una evolución... curiosa, una evolución (aunque bien podría ser una devolución) que tiende al concepto de lo que yo denomino moderno alternativo guay (MAG).

¿Pero qué es ser moderno alternativo guay? Es un término que yo uso muchísimo, pero que todavía no he conseguido darle una definición precisa y exacta. Todos los modernos alternativos guays poseen ciertas características en común, y una de ellas es hacer algo, ser seguidor de, o practicar cierta cosa, que se sale de lo habitual. Esa cosa de la que hablo  puede ser tocar el violonchelo, ser activista en una ong, ser ghotic lolita, fotógraf@ aficionad@, tener la costumbre de salir de fiesta en traje, seguir la moda mod, etc, etc, etc. Son cosas atípicas, extrañas a los ojos de un hombre de a pie, que plasman fuertemente en su actitud e insisten en su difusión y maxificación. Y es esta última frase la más importante, puesto que mucha gente posee actitudes o intereses que resaltan por su exclusividad, pero no necesariamente son mostrados al público ¿Para qué vas a pregonarlo a los cuatro vientos? ¿Para que todo el mundo vea lo diferente que eres? ¿Lo mucho que destacas en la sociedad? ¿Tienes algún complejo de inferioridad o algo que no puedes vivir sin diferenciarte de los demás? Cierto es que yo también escribo un blog (justo como el/la compañer@ en la que me inspiro), y esa es una cualidad bastante poco común ¿pero voy yo por la calle presentándome como si fuera escritor? ¿Difundo mi blog por todos los recovecos de internet para darme fama? Por favor, si tengo siete seguidores, uno no entra nunca, hay dos repetidos y otro de ellos soy yo...

¿Qué más características posee el MAG? Pues todas las que considere necesarias para diferenciarse de la multitud. Podríamos sacar factor común y obtener una lista de algunas de ellas. Por ejemplo, una que me encanta es el uso de la escritura artística barata (¿Por qué me encanta? Es ironía evidentemente). Los MAG's suelen poner pequeños párrafos en sus entradas de tuenti o de sus blogs, pero intentando que el número de letras sea inversamente proporcional al mensaje oculto en su interior. Os lo explico rápidamente con un ejemplito que sacaré de internet:


Soledad estando acompañado, no amar siendo amado, sufrir por no tener teniendo.....
Volver a empezar desde cero sin historia, sin antecedentes, sin escrupulos y sobre todo sin remordimeintos...
Simplemente hacer nuevamente mi vida 

¡Dios! ¿soy mala persona por menospreciar la inteligencia del sujeto que escribió esto? Oye, quizá me equivoque, pero... ¿esto es en serio? La simpleza de sus frases me asombra sobremanera. No sé si soy el único incapaz de ver el mínimo atisbo de originalidad en esas incongruencias. Ya lo decía Voltaire "El primero que comparó a la mujer con una flor, fue un poeta; el segundo, un imbécil", cúrrate un poco tus palabras y deja de pensar que hay mensajes subliminales en las contradicciones directas y evidentes, por favor. Me sorprende muchísimo que este ser humano escriba eso, lo publique y se quede tan campante, como si hubiera hecho bien su trabajo, como si esto fuera un anuncio televisivo de un perfume que no hay que explicar; La vida es difícil, el amor duele, pero hace más fuerte a tu corazón de piedra, que algún día volará libre estampándose contra el pájaro que mostrará la libertad a tu mente ciega y perdida. Y en ese momento, serás feliz. Eau de  toilette Ignorante de la Vida, for me, for you, for MAG's.

Estas últimas palaras que acabo de escribir en inglés me acaban de recordar otra caracterísitca de los MAG's, el aprecio por lo internacional. A ver, lo primero ¿qué tiene de malo el castellano para que te pongas de políglota a escribir tu blog mitad en inglés? ¿O es que vas de persona super culta? Cierto, se me olvidaba que eres un MAG, pues te ilustraré diciéndote que nuestro idioma posee de las mejores obras tanto poéticas como narrativas, o sea que empieza a vanagloriarte de tu propio idioma antes de venderte al mercado extrajero. Y es que si escribieran cualquier texto normal en inglés, todavía podría ser aceptable, pero es que siempre escriben en otro idioma algunas frases para que queden ultramegaguapas, tratándose muchas veces de definiciones de ellos mismos (el culmen del egocentrismo). Marchando un ejemplito aclarador:


Algo sobre mi:
I'm a dreamer, a lonely person who can't stay with another people. A lonely soul with emotions. I only can say, that I am.

Se puede apreciar el uso de verbos simples como "to be" o "to say", junto con palabras típicas que dan un aspecto taciturno como "lonely", "soul" o "emotions". Todo esto genera un aura mística y oscura que refleja la "personalidad" del escritor. Y para finalizar, remata el sentido artístico de la frase con un "Sólo puedo decir, que yo soy" No sé si has puesto la primera mamarrachada que se te ocurrió, o es que acabas de leer a René Descartes... bueno espera, sí lo sé, se me olvidaba que vas de super guay pero en realidad eres un/a ordinari@.

Cada vez que navego más por su blog más críticas se me ocurren, y ninguna precisamente muy buena. Por ejemplo, esto mismo que estoy mirando ahora se trata de... ay mi madre... que tiene cuarenta y nueve seguidores... y más de el doble de visitas que yo... ¡Un momento! Si lo que escribe me parece una basofia, y mi blog no tiene ni la mitad de tráfico que el suyo, eso significa que...



jueves, 31 de mayo de 2012

Los auténticos superhéroes


Son los héroes de a pie de calle. Esos que se juegan la vida día a día en los peores suburbios. Los que luchan contra el fuego. Los que te protegen, a ti, a mi y a todos nosotros. Ellos son los auténticos superhéroes. No, ahora en serio. Perdonad que os pusiera la broma típica de las series de dibujos infantiles de superhéroes sobre los "auténticos" héroes. Te lo pintan de tal manera que la siguiente vez que veas a un policía poniéndote una multa vas a acabar dándole las gracias. Son funcionarios, por favor, son la antítesis del heroísmo por definición.

Dejemos a un lado al funcionariado y vayamos a lo que interesa. Todos sabemos que lo guay que son los superhéroes de las películas ¿quién no quiso tener superpoderes de pequeño y realizar épicas hazañas? Tener supervelocidad para poder dormir hasta las ocho menos un minuto sin llegar tarde al colegio, trepar por las paredes para no tener que estar subiendo escaleras de tu casa, poder volar para alcanzar mejor las zonas wifi, o gozar de superfuerza para fardar delante de las pibitas sin la necesidad de ir al gimnasio. ¡Ay! El sueño de todo niño...

Pero por muy útiles que parezcan todos los motivos que os acabo de decir, hoy en día, pues hay cosas de mayor necesidad en nuestras vidas. Nos hacen falta superhéroes que cubran otro tipo de necesidades ¿Para qué quiero yo un spiderman en mi ciudad? Tendría que coger la guagua para perseguir a los delincuentes porque rascacielos no hay muchos ¿Supermán para atrapar malhechores? Los mayores ladrones de este mundo operan dentro de la ley. Y ya si queréis hablar de Batman con la crisis que hay... acabaría hipotecando la batcueva, subastando el batcinturon por ebay y aguantando borrachos con el batmovil mientras ejerce de taxista por la noche.

Reitero, no son los superhéroes que necesita el hombre de hoy en día. ¿Y cuáles son los superhéroes que necesitamos? ¿Pues para algo estoy escribiendo con actitud omnisapiente, no? Ahora mismo te pongo una lista de los superhéroes que resolverían los auténticos problemas de tu vida.

Supercolega o Colegaman: El nombre de Colegaman no termina de convencerme. Si lo analizamos vemos que se compone por Colega (persona de la misma profesión o actividad que otra) y man (hombre), o sea que es un poco redundante, pero no nos centremos demasiado en un tema tan nimio. Supercolega va a ser tu superhéroe favorito ¿Para qué sirve? Para todo. Supercolega es precisamente eso, un colega cualquiera tuyo, pero mejorado en todos los aspectos. Supercolega domina infinita variedad de aspectos lúdicos, juega a videojuegos de todas las plataformas, practica todos los deportes habidos y por haber, domina todo tipo de manualidades y conoce un número próximo al dos millones novecientos setenta mil seiscientos veintisiete de chistes. ¿Que te aburres en tu casa y no tienes nadie con quien estrenar el nuevo Street Figther Alpha Plus que te acabas de comprar? Supercolega se echa unas muy competitivas partiditas contigo ¿Que te falta una persona para poder completar un equipo de cinco y entrar a jugar a fútbol en la cancha del polideportivo de tu barrio? Supercolega, incluso estará gustoso de ponerse primero a puerta para que nadie discuta ¿Que crees que tu novia te toma por el protagonista de la canción de "El venao" cada vez que sale de fiesta sin ti? Supercolega estará encantadísimo de vigilarla, atacarla cuando esté borracha, llevársela al huerto y mentirte al día siguiente diciendo que se ha portado como una monja (Consejo: En cuestiones de infidelidades, no te fíes ni de tus mejores colegas).

Visagraman: Visagraman (que no viagraman) es un nombre metafórico para uno de los superhéroes que tendrías en más alta estima si existiera en la realidad. Visagraman posee infinitos contactos, conoce a todo dios, incluso al tipo tímido de tu clase de tercero de la ESO que ni tú mismo te acuerdas de su nombre. Sus poderes sociales le permiten abrirte puertas a la gente y presentarte a quien tú quieras, ya sea porque necesites los apuntes de cálculo infinitesimal del empollón de la clase, conocer al jefe del hotel que te va a hacer la entrevista de trabajo mañana o esa pibita tan sexy que siempre está en la esquina de la discoteca "Neo Dancing Pro Move 22". Si necesitas que te presenten a alguien para sacar algún beneficio del mismo, Visagraman es a quien buscas.

Dr. Apaños: A ver, piensa ¿Cuántas veces te has quedado tirad@ con el coche en plena carretera desolada sin tener a quien acudir? ¿Cuántas veces no te has podido bañar con agua caliente porque no sabes qué cajones le pasa a tu termo? ¿Y la de veces que habrás necesitado el ordenador para hacer un trabajo que has dejado para el último día, y no le da la gana de encenderse al condenado? Una vez más, la nueva línea de superhéroes que te presenta Crítico de Gilipolleces.Inc tiene la solución a tus problemas. El Dr. Apaños es un especialista en todas las cosas reparables de esta vida. Olvídate de que el viejo aire acondicionado de tu casa te siga dando la lata poniendo la temperatura del aire como le venga en gana, con un cuchillo a modo de destornillador plano, un chicle pegajoso bien colocado y un par de golpes panaceicos, el Dr. Apaños consigue que funcione cualquier cosa. Eso sí, no le pidas que arregle tu relación con tu novi@ porque los "golpes panaceicos" pueden interpretarse como violencia de género, y el Dr. Apaño ya tiene mucho lío judicial por aquella vez que le pidieron que arreglara el sistema económico griego.

Camello de plata: Camello de plata tiene su nombre por una doble función. Primero, lo de "camello" es para diferenciar a los más porrientos de los no consumidores de estupefacientes Si has pensado en camello como el tío que te pasa la droga, perteneces al primer grupo. Hace referencia realmente al animal de carga (siento desilusionarte). Y lo de "de plata", es porque se me estaban acabando los diferentes tipos de nombres de superhéroes, y tocó ese, así de simple. ¿Qué hace camello de plata una vez que hemos especificado que no pasa marihuana (se investigará esta posibilidad para otro superhéroe tranquilos)? Pues Camello de Plata transforma tu sedentaria vida, es más sedentaria aún. Habrás estado en la situación en que tienes que llevar una carga muy pesada de un sitio a otro, véase por ejemplo, una mudanza, pues Camello de Plata transporta cualquier tipo de objeto al lugar que desees. Puede que te parezca útil en muy contadas ocasiones, pero el punto fuerte de Camello de Plata no es cuando tiene que llevar objetos pesados, sino todo lo contrario. Imagínate ahora que te encuentras tirado en sofá con tus amigos bebiendo tranquilamente, cuando surge el desastroso evento que todo joven teme, se ha acabado el alcohol, hay que ir a la nevera a buscarlo ¿Quién va? ¿El que esté más cerca? ¿El más pequeño? ¿Se echa a suertes? ¿Cómo se hace el sorteo? Demasiadas preguntas inútiles, teniendo por supuesto, a Camello de Plata para traerte ¡esas cervecitas frías que tanto añoras! También sirve para acercarte el mando de la tele, y así, que no tengas que levantarte, traerte la pizza del microondas sin que interrumpas tus importantes quehaceres en el ordenador, o para la epopéyica misión de traerte un condón de tu casa cuando te das cuenta al abrir la cartera de que se te ha olvidado. Camello de Plata, el superhéroe de los vagos y despitasdos, Dios te bendiga.


martes, 22 de mayo de 2012

La cosa está floja

 Lo primero que quiero que quede claro es que nadie sufre de disfunción eréctil ni nada por el estilo. Con "la cosa está floja" me refiero al ritmo de publicación de entradas del blog. Lo sé, lo sé, queréis más entradas, queréis más diversión desenfrenada, me atacáis por la calle gritándome que publique mientras mis guardaespaldas os noquean. No creáis que no conozco la realidad.

Y comprendo vuestro enfado irrefrenable, lo veo normal. Viendo que después de publicar la negligente media de dos entradas por mes durante medio año, voy y con toda mi cara publico dos entradas el mismo día. "¿Qué maldito patrón sigue este tío para publicar entradas?" se pregunta el lector habitual en una de las muchas y profundas reflexiones que consigo que mi lector imaginario se plantee a sí mismo.

Pues podría excusarme en que tengo trabajo, cosas que estudiar, un horario ocupado, mi novia me exige mucho tiempo(¡Já!)... os podría dar un sinfín de explicaciones que no sé si os dejarían satisfechos, pero la realidad es que estoy desmotivado, aburridillo, falto de inspiración, como queráis llamarlo. Si tuviera que resumir todas estos pretextos en uno solo, diría que el ritmo de publicación de entradas depende totalmente de mi estado de ánimo, que últimamente de animado ha estado poco.

Escribo sobre lo que me apetece. Seamos sinceros, el objetivo original del blog se ha perdido totalmente. "Crítico de gilipolleces" lo llamé en su momento, y esa era precisamente su meta, criticar los elementos intrascendentes que nos rodean en nuestro día a día, como las infinitas paradojas de las redes sociales, las conversaciones locas entre pareja y mil subnormalidades más. Pero ahora escribo de lo que me da la gana. No tengo un público muy acérrimo (a falta de amigos, casi no tengo público), la única solicitud que tengo de mis fans es: suscitarles risas con mis escritos.

En mi subconsciente:


Yo: Al menos eso de hacer reir se me suele dar bien normalmente.


Álter ego crítico: Pues no se nota viendo el bucle de depresión y sentimentalismo que estás escribiendo ahora mismo.


Yo: ¿Qué haces ahora aquí? ¿Quién ha pedido tu opinión?


Álter ego crítico: Soy una segunda personalidad ¿Dónde quieres que esté sino dentro de tu cabeza? Por cierto, que deberías ordenar un poco todo esto. Tienes los apuntes de la universidad regados por todas partes, las matemáticas llenas de polvo, las estrategias del starcraft desactualizadas y las posturas del kamasutra ¿dónde las has metido? No las encuentro por ninguna parte.


Yo: Estamos en crisis, la cosa está jodida.


Álter ego crítico: Pues con esa negatividad vas a seguir igual toda tu vida ¡Empieza a escribir cosas más alegres, hombre!


Yo: ¿Qué quieres que haga? El pensamiento del escritor es la masilla del escultor, la brocha del pintor, la guitarra del músico. No le puedes pedir a los mimos que interpreten una película en plan "Mejor imposible".


Álter ego crítico: Hazte un favor a ti mismo y deja de compararte con mimos ¿quieres?


Yo: Son unos artistazos. Sufridores como Alex Ubago, pero artistazos.


Álter ego crítico: Cállate. No pienso seguir con esta conversación de besugos, me voy a la sección del porno un rato, al menos eso lo tienes bien fresco.

Fin del subconsciente

Imaginaos, llevo escribiendo una entrada desde hace unos nueves meses (¡Nueve meses!), y todavía no he encontrado el final idóneo que me convenza para publicarla, y eso que trata sobre mujeres, un tema que me encanta abordar en mis entradas y de los que más inspiración suelen ofrecerme. Habré modificado ese escrito unas 7543275489302 veces (me encantan las cifras formadas por pulsar aleatoriamente los números del teclado, mi cerebro libera endorfinas cuando lo hago) y aún así, sigue cogiendo polvo virtual en mi carpeta de "Escritos que debes tenerminar algún año de estos".

¡Por favor! ¿Qué ha cambiado desde aquellos tiempos en que publicaba una o dos veces en semana? ¿Se me han agotado las ideas? ¿Necesito cambiar de aires? ¿Qué tipo de musa me hace falta para salir del bache? ¿Estará buena esa musa? ¿La podré convencer para llevármela a la cama? ¿Le gustará el sexo oral? ¿Follará bien? ¡Demonios! No sé por qué pero me acaba de dar un arrebato terrible de ponerme a ver porno...

martes, 15 de mayo de 2012

Odio las actualizaciones

Me acaban de cambiar la interfaz de Blogger y no sabéis el cacao mental al que tengo que sumergirme para poder realizar acciones tan simples como publicar una etrada que tenía en borrador. Esto es sólo la punta del iceberg, puesto que la dificultad de publicar una entrada antigua, se ve eclipsada por la epopeya que significa para mi el cambiar el diseño del blog. ¿Veis las tontoencuestas que suelo poner a la derecha y de las que habitualmente pasáis tres pueblos? Pues llevo una hora entera de clase intentando cambiarla y todavía no he averiguado como. Encima tienen la desfachatez de ponerme este mensaje a la entrada de mi perfil "Presentamos una nueva y mejorada interfaz que te permite encontrar lo que buscas con mayor facilidad para que puedas centrarte en escribir magníficas entradas" Si quisieras que encontrara lo que busco co mayor facilidad, no me abríais cambiado las cosas de sitio. Es como cuando tu madre se mete en tu cuarto y te ordena la habitación (esto no me ha pasado a mi en la vida pero he oído habladurías por ahí), ella te deja todo ordenado, pero claro, ordenado según su criterio, tú tenías previamente tu propio "orden"; toda la ropa sucia encima de la silla, los zapatos tirados por el suelo, los yogures vacíos al lado del ordenador, los paquetes de galletas encima de la cama...

¡Malditos seáis equipo informático de Blogger! ¿Por qué actualizáis innecesariamente las cosas? Antes funcionaba perfectamente y yo me orientaba con toda naturalidad ¡pero no! Teníais que intentar echar a los usuarios inútiles como yo una vez más con otro de vuestros planes demoníacos para hacer un mundo en el que sorevivan sólo los frikis informáticos, un mundo a vuestra imagen y semejanza.

Hace casi un mes ya me lo advertían "Blogger va a actualizar su interfaz, se cambiará automáticamete en unas semanas ¿desea cambiarla ahora?" ¿Y para qué iba a cambiarla ahora? "Algún día la cambiaremos, más vale que lo hagas cuanto antes y te acostumbres" dice un pensamiento imaginativo en mi cabeza que atribuyo a uno de esos informáticos de Blogger que tanto odio. ¡Pues no, señor!, le respondo aumentado mi enfado conmigo mismo (muy paradójica toda esta algarabía ahora que lo pienso en frío), algún día también voy a morirme y no pieso adelantar ni un solo día la fecha que me alcance la jodida guadaña. Si algo nos ha enseñado la sociedad española es que "nunca dejes para hoy lo que puedas hacer mañana, y más todavía si requiere algún tipo de esfuerzo"

True story


    Cuando un hombre se queda soltero puede tomar dos caminos. El primer camino, que es el que todos los amigos desean que tome el sujeto en cuestión, se llama “De vuelta a la soltería, todas las mujeres patas arriba”. El título es bastante aclarador ¿no os parece? A follarse a todo lo que se mueva para ser claros. Es el camino que toma Barney Stinson en “como conocí a vuestra madre” al romper con Robin. Entonces ¿el segundo camino es el que toma Robin? ¿el de centrarse en su carrera? Ni de coña, eso son gilipolleces, la serie no refleja tanto la realidad. El hombre que no toma la primera opción se ve atrapado en lo que yo llamo “De vuelta a la soltería, la echo montón de menos y ojalá volviera conmigo” (no todo podía rimar).

    Y es que mucha gente piensa que en una pareja la parte femenina se beneficia del cariño, la compañía y el bienestar, mientras que la parte masculina se beneficia a la femenina. Es un prejuicio muy extendido el pensar que los hombres nos echamos pareja sólo para asegurarnos un calendario lleno de polvos. Bueno, parte de razón lleva, no lo vamos a negar, pero a lo que me refiero es que, y quiero que se desmienta de una vez por todas, el sexo no es la única ventaja que un hombre encuentra en una relación. La prueba está en que cuando hablas con un sujeto, que por desgracia ha caído en el segundo camino, de lo que te habla es de que quiere volver a verla, le apetece oír su voz y, no lo vamos a negar, también le apetecería acostarse con ella (el ser del que hablo es un hombre destruido, pero es un hombre).

    Personalmente, puedo decir que no sólo disfruté el sexo sino, cada día que pasé con mis antiguas compañeras. Me encantaron los paseos por el parque. Degusté cada momento y cada helado que compartí con ellas. Me reí viendo como se caían cuando patinábamos y luego me pedían consuelo. Me perdí el argumento de muchas películas que fui a ver al cine, porque mis ojos y me pensamiento prestaban atención a ellas. Sonrío al recordar las bromas que les gastaba para hacerlas enfadar un poco. Echo de menos las tardes enteras sentados en algún mirador, charlando sobre temas efímeros. Pero añoro aún más los momentos de silencio, en los que nos decíamos más cosas mirándonos a los ojos unos segundos, que hablando un día entero. ¿Me podéis negar lo que digo? Creedme cuando os digo que por muy bonito que os lo pinte, más de una de ellas me llevaría la contraria.

    Y ya para acabar (ya que me puse un poco pasteloso con el último párrafo, acabo de ver Love story no me lo tengáis en cuenta) y para reforzar mi teoría, como buen científico y debatiente, cito una frase de Michael Scott, protagonista de “The Office” (¡un personaje ficticio de una serie de televisión! Menuda prueba irrefutable¿eh?). Dice así “Al contrario de lo que mucha gente piense, lo malo no es estar salido, sino estar solo”. Lo dijo justo después de terminar su relación con una mujer que le faltaban más tornillos que a la estructura de las torres gemelas ¡Aplauso para el caballero!

lunes, 7 de mayo de 2012

The walking dead

La imagen con el zombie haciendo el gesto de black power, me inspiro de una manera extraña, recordándome una situación que seguro os será familiar. El título de la entrada también da una pista sobre este suceso. Se trata de una metáfora que se refiere a cuando un colega de tu grupo de amigos se echa novia. Podemos decir que cuando uno empieza una relación, es como jugar a la ruleta rusa; en la mayoría de los casos no pasa nada, pero si tienes mala suerte...

Pues si cae tal breva, sucede que el sujeto, víctima de cupido, empieza a ver cada vez menos y menos a sus colegas hasta llegado el punto en que estos se referieren a él como el muerto, fenecido, decapitado, enterrado vivo... cualquier sinónimo de difunto nos vale. No nos referimos evidentemente a que el pobre hombre vista el pijama de madera de manera literal, simplemente es una manera fácil y divertida de describir una situación triste. De repente, el día menos pensado, tu amigo decide asistir a una de vuestras reuniones típicas, con el objetivo de compartir con sus viejos amigos una de las actividades más comunes del gurpo: debatir sobre la crisis, hablar sobre las diferencias entre el PP y el PSOE, la política exterior que lleva Bono....... o fumar porros. Todo el mundo se alegra y se asombra de tal maravilloso evento y lo esperan con mucha ilusión. Ilusión que se derriba cual torres gemelas al verlo entrar con su novia de guardaespaldas.

¿Qué pasa aquí? ¿No pueden vivir el uno sin el otro? ¿Han hecho una simbiosis o algo? No es que te caiga mal su novia, sino que no se come donde se caga, joder. Pero al verle la cara que trae, te das cuenta de que el pobre hombre no está en su mejor momento. Lo ves cabizbajo, no suelta los típicos chistes tan distintivos suyos y para colmo te suelta un "No, yo hoy es que no voy a beber" ¡Santa madre de dios bendito! ¿Dónde está mi antiguo amigo? Ya no es el que era antes, parece un maldito zombie.

No saquen conclusiones precipitadas, este escrito no va habla sobre como las mujeres pueden controlar a los hombres. Todo lo contrario. Trata de lo calzonazos que somos los hombres. Yo lo reconozco, esto es así. No existe hombre indomable ante cualquier mujer, sólo hace falta que le toque la pareja adecuada para que lo domine. ¿Y qué va a hacer ella? Si el tio le tiende el brazo entero, pues lo coge, lo más normal de mundo. Si hubiera un maletín con un millón de euros y os dijeran "Coge todo lo que quieras" ¿os llevaríais sólo mil euritos porque sois muy altruistas, no? Pues eso.

Pero es complicado opinar sobre este tema. Para poder juzgar con sentido y justicia, habría que saber lo que sucede en el núcleo de la pareja. ¿Quién sabe por qué se comporta así nuestro querido compañero? Pueden existir diferentes motivos por los que esté todo el día encerrado con su novia, tenemos por ejemplo el sexo......y también....... bueno sólo se me ocurre un motivo, espero que follen mucho porque si no....

¿Y qué hacer frente a estas situaciones? ¿Pasas de tu amigo? ¿Le echas una bronca a tu colega y a su novia? Yo lo hice una vez y no os lo recomiendo. En ese tipo de discusiones se malinterpretan mucho las palabras. Me acuerdo que cuando le planté la mosca a uno de mis mejores amigos y su novia, fue principalmente su novia quien tomó la palabra, les dije:

 - Eres una acaparadora que arrastra a los demás hacia sus problemas, hundiéndolos como si fueras un torbellino de pena.
 - Se nota que estás enfadado pero no tienes porque tomártelo así. - Me responde ella - No son estas las formas. Puede que tengas razón o que no, pero sin duda no es manera de tratar a un amigo"
 - ¿Qué tipo de amigo ignora a otro durante tres meses, siendo vecinos, no  le dedica una tarde o le llama? ¿Se puede decir que somos amigos? ¡Si nunca nos vemos! - Contraataco yo con behemencia
 - Bueno, hablando se solucionan las cosas. Hay tiempo para todo y para todo. Podemos organizarnos
 - Eso mismo opino yo
 - ¿Feliz?
 - ¡Feliz!

¿Qué bien, no? Un final feliz tras discutir con una mujer ¿os lo creéis? Yo tampoco. Así es como yo creía que iban a pasar las cosas más o menos. Yo expondría mis quejas y lo resolveríamos como personas civilizadas ¡pero qué va! Os cuento realmente lo que pasó, el principio es el mismo:

 - Eres una acaparadora que arrastra a los demás hacia sus problemas, hundiéndolos como si fueras un torbellino de pena.
 - ¡Claro! ¡Siempre yo! ¡La culpable de todo! - La chavala hunde su rostro lloroso en sus manos y sale corriendo con una agilidad y habilidad para esquivar a la gente sorprendente, teniendo en cuenta que corre sin mirar al frente.
 - Tío, te has pasado tres pueblos. - Responde mi amigo mientras va a consolarla. Yo me quedo con cara estupefacta y suelto en voz alta.
 - Chacho... esto sonaba diferente en mi cabeza...

Esta discusión provocó que dejara de hablarme con mi colega durante casi un año y medio, pero quiero dejar claro que en posteriores reconciliaciones, tras romper su relación con la susodicha, me comentó que realmente tenía razón en lo que dije sobre ella aquel fatídico día, era una acaparadora y manipuladora con todas las de la ley. Entonces... ¿cómo es que perdí la discusión? Y creedme cuando os digo que la perdí. Quedé como el malo e insensible de la película, el amigo idiota, pesado e incomprensivo que se aloja durante unos días en la casa de la pareja protagonista de la película, e intenta romper su felicidad a base de malos modales, guarradas varias, fiestas nocturnas y comentarios como "Tú antes molabas, tío. Eras mi colega ¿Dónde está el antiguo Jhonny que arrasaba con las pibitas de la facultad?". Pues yo sé el porqué de esa derrota "dialéctica". Y el saberlo me enseñó la primera norma de las discusiones: No importa quien tenga o no tenga la razón, sino quien quede peor, y no hay mejor manera de echarle mierda al otro que haciéndose la víctima.

miércoles, 18 de abril de 2012

Es cuestión de química


Previo al cambio químico

- ¡Dale! ¡Dale! ¡Qué buena! Jajajaja ¡Eres una máquina! Oye, ahora que me acuerdo. Me vi el otro día a Jazmina por la calle ¿cómo te va con ella?

- Supongo que no te has enterado - Dejó el mando de la Playstation en el suelo sin pausar la partida siquiera, síntoma claro de que lo que iba a decir a continuación, sería algo muy importante. Tras unos breves segundos de silencio, dijo con expresión sincera y directa su compañero - Rompimos el otro día. Realmente no sé bien el porqué de nuestra ruptura. Hacía un tiempo que no estábamos muy a gusto desde hace unos meses. Yo la notaba extraña, había algo que la corroía por dentro, pero por más que insistía no parecía querer decirme a que se debía todo aquel silencio que la poseía cada vez que estábamos juntos. Al no obtener respuesta me hizo pensar que quizá se estaba guardando una verdad hiriente, algún problema o disgusto referente a mi, y que no me lo decía para no hacerme daño. Al final acabamos en una de esas reuniones para "hablar" que en la mayoría de los casos acabas discutiendo, y decidimos "darnos un tiempo" para camuflar lo que en verdad pasaba. Ninguno fue tan valiente de decirle a la cara al otro que aquello se trataba de una despedida.

Realmente, todavía sigo sin saber a ciencia cierta el motivo de nuestra separación, y si te soy sincero, tampoco me importa. La echo de menos. No entiendo como pude dejarla irse después de aquella noche. Debí haberla agarrado del brazo, decirle que nada importaba, que los problemas no existían, que mientras nos tuviéramos el uno al otro podríamos seguir siendo felices y superar cualquier obstáculo. Pero no. Tomé la cobarde decisión, impulsado por la ira que me consumía en aquel momento, de mantenerme callado mientras veía su espalda alejarse lentamente calle arriba cada vez más y más. ¿Qué quieres que te diga? Todavía huelo su pelo, veo su cara e imagino que se levanta conmigo desnuda a mi lado una mañana más, con esa expresión angelical que no se me olvidará en lo que me queda de vida. Puedes imaginarte por todo lo que he dicho... que todavía la quiero.

Atónito y sin palabras, su compañero respetó durante unos segundos un profundo silencio hasta que poco a poco volvieron al ritmo normal de sus vidas, no sin antes sentir parte de aquel sufrimiento que en un alarde de sinceridad, había compartido con él.

Posterior al cambio químico

- ¡Dale! ¡Dale! ¡Qué buena! Jajajaja ¡Eres una máquina! Oye, ahora que me acuerdo. Me vi el otro día a Jazmina por la calle ¿cómo te va con ella?

- ¿Jazmina? ¡Ahm! La piba aquella. Ni idea de qué demonios será de ella, rompimos el otro día y la mandé pa' su casa. No me despistes con boberías y atento a la partida a ver si nos van a matar.

miércoles, 11 de abril de 2012

Noticias del petróleo en Canarias

Estoy leyendo las estimaciones de muchos economistas para España y son para asustarse. Citigroup cree, en un informe demoledor publicado el pasado miércoles, que el PIB se contraerá un 2,7% en 2012 y un 1,2% en 2013, poniendo al país al borde del default (impago). Merrill Lynch también revisaba a la baja sus estimaciones y espera una caída del 1,5% en 2012, manteniéndose estancado hasta el 2015. Y para añadir, el Ibex se ahoga bajo el peso de su brutal endeudamiento…

Un entorno nada problemático en el que es absolutamente normal que cuando se anuncian posibles inversiones -no subvenciones, inversiones pagadas con caja libre- de hasta 13.000 millones de euros en una comunidad, Canarias, donde “sólo” hay casi un 30% de paro, se lancen a rechazarlas tanto el gobierno autonómico, como las hordas calentólogas y los despistados aburridos. Total, como todo va bien, manifestación. Yo ya les sugiero la pancarta: “Más subvención, más ladrillo, menos petróleo”. Al fin y al cabo, España es un gran productor de petróleo y no importamos más de un millón de barriles al día.

Bueno, si has llegado a leer hasta aquí, he de darte mi enhorabuena. Has vencido tus prejuicios contra el típico texto aburrido y deprimente que trata el ya muy cansado tema del petróleo en Canarias y has continuado leyendo. No les hagas caso, los dos párrafos anteriores son una tapadera de la auténtica entrada del blog, que funcionan al mismo tiempo de estudio sociológico, incluso te pido perdón por haberte hecho leer semejante cosa (yo ni siquiera me lo leí, puse en google “petróleo Canarias” y los copié del primer link que salía). Creedme, yo nunca os escribiría sobre un tema tan serio como el petróleo en Canarias, esos temas a la par que aburridos suelen ser preámbulo de discusiones y gritos, y yo soy un tío tranquilo. A parte, recuerdo al lector que el título del blog es "Crítico de gilipolleces", y como su propio nombre indica, aquí se tratan gilipolleces, eso sí ¡gilipolleces importantes para la vida! (Un segundo, voy a subir una foto de una gráfica que se vea complicada como técnica de despiste y continuamos).





¡Indignante! ¡Menudos resultados! ¡La encuesta más infame que he visto en vida! A ver ¿por dónde íbamos? Vale, ya. Total, que el tema del petróleo me la reflanflinfla bastante ahora mismo. No me gusta ni aburrir, ni amargar a la gente, y por lo tanto os prometo que no escribiré ni sobre el petroleo, ni sobre el déficit, la crisis o el resto de problemas que tanto y tan poco afectan a nuestra vida, esos temas sólo traen preocupaciones. En serio, coged un periódico y empezad a leer, parece una de esas películas americanas en las que al protagonista sólo le pasan desgracias. Existen cementerios con noticias más positivas que muchos periódicos (al menos al jardinero le pasará algo bueno de vez en cuando ¿y al dueño del tanatorio? Ese sí es un negocio que no va a perder clientes nunca). ¿Habéis cogido ya el periódico para empezar a leerlo? ¿no? Menudos irresponsables. Bueno, tranquilos, yo tengo un periódico aquí que estoy en una cafetería de la universidad con el portátil (ilimitadas horas de wifi por 40 cent que vale un café, esto es aprovecharse de la sociedad y lo demás es tontería. Si es que hay un tío en otra mesa viendo The Big Bang Theory y todo...)

En la portada del Canarias7 (nombre que me ha parecido siempre poco original "¿De dónde es el periódico? ¿De las siete islas Canarias? Pues Canarias7" Cúrratelo un poco, amigo, así están las calles llenas de comercios con nombres tan obvios, que en muchas ocasiones la poca originalidad provoca la selección de nombres que indican su emplazamiento o el nombre de su dueño, como "Cafetería Las Canteras", "Churrería Thomas" o "Taller de costura Loly la guapa". Me enervo a veces y me lío...) podemos observar en letras grandes "No podemos permitirlo" y debajo más pequeñito "Rivero busca el apoyo de la sociedad canaria ante los recortes estatales". Perfecto, así de entrada y en grande, te recuerdan los recortes estatales y lo jodida que está la crisis. A eso llamo yo intentar hacer un mundo más feliz. Ahora en serio ¿Acaso no hay buenas noticias en este mundo?¿No se ha inaugurado ningún hospital? ¿salvado a alguna ballena, o aunque sea rescatado algún gatito de un árbol? Preferiría leer cosas de importancia menor, a que me estén abofeteando cada día con noticias sobre que el mundo se está yendo a la mierda. Menos mal que no tengo un trabajo alienante, porque si yo llegara cansado y buscando un poco de paz y relajación en las noticias del periódico, probablemente acabaría siendo objeto de otro documental de Michael Moore al estilo “Bowling for Columbine”.

Ya si uno quiere intentar "relajarse" pues puede intentarlo yendo a la sección de deportes. Os diré mi opinión, el concepto "periodismo deportivo" es una contradicción en sí mismo. Si lo que buscamos es rigor y objetividad en la información, alejémonos rápidamente de las noticias del deporte, sobretodo de las del fútbol. Esos periodistas son los tíos menos imparciales de este universo, y probablemente, también de muchos otros universos paralelos al nuestro. Sólo hay que entrar a leer el Marca, el As o los deportes en Cuatro (especial mención a éstos últimos, no tienen desperdicio, o mejor dicho, todo es desperdicio. Ponen noticias como que tal futbolista se compró un coche nuevo, o un chino que se come diez perritos en un minuto ¿esto son noticias deportivas? ¿esto es en serio?), uno piensa que más que noticias del mundo deportivo, parece que estamos leyendo una tertulia mañanera de Telecinco. Hay tanta polémica que si aquel le insultó a no sé quien, que si Morinho es un sucio con el cesped, Pepe es un violento, Guardiola un falso humilde o que Messi gay por quedarse jugando a la play en vez de salir de putas con los colegas, que a mi me hace pensar seriamente si hablan de jugadores profesionales o de Belén Esteban y el resto de sus adeptos.

Volvamos al periódico que tengo en frente. Podemos observar la genialidad de los periodistas deportivos de Canarias7 con títulos como "Sin acierto es muy difícil ganar" refiriéndose a la derrota del GranCa contra el BancaCívica ¡Bravo! Tan difícil es ganar que, aproximadamente, hay un 100% de posibilidades de que pierdas si no aciertas en los tiros. Luego hay otros títulos refiriéndose a la misma noticia que declara: "Habrá que sufrir". Estrategia muy usada en el mundo del periodismo deportivo. Buscan la empatía de la afición para que no los abandonen durante este duro momento que vive su equipo, ¿no son suficientes los problemas que tenemos la gente normal en nuestro día a día que encima quieren echarnos la mierda de los demás? Y ya lo que más me gusta, es cuando se ahorran el poco trabajo de pensar los títulos de mierda que ponen, y optan por citar la frase de algún deportista. Delante mía tengo una noticia que se titula "Se nos queda cara de tonto a ver que no ganamos" Colega, no sé como decirte esto pero... te estoy viendo la cara en la foto que acompaña a la noticia, y he de decirte que no tienes cara de tonto sólo cuando pierdes...

Bueno, ya para terminar, pondré otra imagen y otra parrafada sobre el petróleo, que ni me molestaré en leerme y os recomiendo que hagáis lo mismo. Es sólo para despistar a esos pringaos que han caído en la trampa, y han pensado que esta era otra noticia aburrida y desesperante sobre los muchos y graves problemas que achacan a la sociedad. ¡Ay! ¡Cuán necesario es reírse de las gilipolleces para sobrevivir!

Por su parte, el responsable de exploración y producción de la compañía Repsol en España, Javier Moro, ha reiterado que las prospecciones petrolíferas se harán a 60 kilómetros de Canarias y no a 10, como ha dicho Rivero. "Tenemos permiso para hacerlo tal y como recoge la cuadrícula, pero no se hará porque no hay hidrocarburos tan cerca del archipiélago", señala.